¿Qué Es la Ópera? ¿Sabías que Inició en Florencia (en 1589)?

¿Qué es la ópera?

¿Qué significa ópera?

Si hablamos de música, el término “ópera” es una palabra italiana que es muy conocida alrededor del mundo.

Pero quizá no todos saben el origen y el significado de esta palabra.

“Ópera” viene de la palabra latina opus (=trabajo).  En la Italia moderna, el verbo operar significa: hacer, crear, construir, realizar.

Todos estos verbos, por supuesto, son sinónimos entre ellos.

De hecho, algo llamado “trabajo” en italiano es la realización de la genialidad humana. Por ejemplo, la Mona Lisa es un trabajo pictórico de Leonardo da Vinci, Hamlet es un trabajo teatral de Shakespeare, la Divina Comedia es un trabajo literario de Dante, el domo de Santa María del Fiore es un trabajo arquitectónico de Filippo Brunelleschi.

También consideramos a la ópera, como la de Pavarotti (o su letra) una forma musical de “trabajo”.

¿Cuándo y dónde comenzó la ópera?

La ópera comenzó en Italia y más precisamente en Florencia a finales del siglo dieciséis.

Alrededor de 1570, Giovanni Bardi – un miembro de una de las familias más antiguas y prestigiosas de Florencia –  decidió crear una academia musical en su palacio invitando a los músicos y compositores más importantes de la época, tales como Iacopo Peri y Giulio Caccini.

La Camerata Florentina de Bardi – El “recitar cantando” o actuar al cantar.

La meta era crear una orquesta pequeña que se llamaría la Camerata Florentina de Bardi.

La Camerata Florencia tenía ideas innovadoras, las cuales eran mucho más avanzadas que las convenciones de aquellos tiempos, y su concepción buscaba crear más que un concierto regular, un nuevo tipo de entretenimiento teatral.

Su meta era crear un espectáculo completo, o una presentación teatral que no fuera únicamente actuada, sino también cantada.

En resumen, querían presentar historias que fueran narradas por medio de la actuación y el canto con el acompañamiento de una orquesta.

En ese entonces, se pensaba que en la Grecia antigua la llamada tradición oral de la Grecia antigua era una obra con actores que interpretaban sus papeles cantando.

Por ende, la idea detrás de la Camerata Florentina era la de recrear la imagen ideal del teatro de la Grecia antigua a través de palabras puestas sobre música y canciones.

Así fue como nació lo que llamaban el “recitar cantando” o actuación a través del canto.

El actuar con canciones y música, significaba crear algo completamente nuevo e innovador.

En consecuencia, las bases del melodrama fueron establecidas como una combinación entre música, palabras, actuación y gesticulación.  En el pasado, algunas teorías imaginativas antropológicas también relacionaron los típicos gestos italianos con el melodrama.

La primera ópera

Los intereses de Medici

La familia Medici, quienes siempre estaban interesados en música y las noticias, mostraron gran interés en la Camerata Florentina de Bardi y, en 1589, para el matrimonio de Ferdinando de’ Medici y Cristina de Lorraine, decidieron pedirle a la Camerata Florencina que creara una pieza teatral y musical para ser representada en el teatro privado localizado adentro del Uffizi.

En el siglo 16, la familia Medici tenía un enorme teatro adentro de lo que ahora se conoce como la Galería Uffizi.

Era un teatro muy similar a los otros teatros italianos del siglo dieciséis, como el Teatro Farnese en Parma o el Teatro Olímpico en Vicenza.

Los florentinos amaban la música y el entretenimiento por lo que no es coincidencia que el primer teatro con estilo a la italiana en la historia fuera construido en Florencia, es decir, uno de esos teatros que tienen forma de herradura con filas una sobre la otra en diferentes niveles.

El Teatro de la Pergola

El típico teatro de la ópera nació en Florencia:  Teatro della Pergola, y está localizado a tan solo unos pasos de nuestra escuela Europass.

De hecho, de las ventanas de unos de nuestros salones se puede ver este antiguo teatro florentino.

Gli intermezzi della Pellegrina – Interludios de los peregrinos

En 1589, la familia Medici comisionó a la Camerata Florentina de Bardi la producción de lo que es considerado la primera ópera en la historia:  Gli intermezzi della Pellegrina.

La música fue escrita y compuesta por los compositores de la Camerata Florentina:  Giulio Caccini, Iacopo Peri, Vincenzo Galilei (el padre del famoso científico toscano Galileo Galilei).

Los textos fueron escritos por Ottavio Rinuccini, quien puede ser considerado el primer libretista, es decir, el escritor de un libreto (guion).  Este libreto es utilizado en una pieza musical extendida como una ópera.

De hecho, Rinuccini escribió textos para muchas otras óperas, especialmente para Claudio Monteverdi.

Diseño de escenografía, vestuarios y dirección

Crear una ópera requiere más que un libreto y música:  necesita un buen diseñador de escenografía, vestuarios y un director que pueda unir todo.

Para un trabajo como éste, alguien como Bernardo Buontalenti, el artista más famoso de Florencia en ese tiempo; era necesario.

Era arquitecto, pintor y escultor, pero más que nada, era un gran diseñador de escenografía.

Para Pellegrina, Buontalenti diseño vestuarios increíblemente hermosos y una escenografía sorprendente.

De hecho, los personajes descendían de nubes autopropulsadas o aparecían en el escenario de la nada.

Además, llovía agua real en escena, así como fuego, flamas, etc.  Todos los elementos naturales convergían juntos.

Una vista memorable

La producción teatral era emocionante y espectacular.  Todos los que la veían se impresionaban.

Después de todo, no era cualquier matrimonio: era el matrimonio de Ferdinando de’ Medici – quien venía de una de las familias más ricas y poderosas en Europa, con Cristina de Lorraine – de una de las familias más prestigiosas de la aristocracia francesa, así como la sobrina de Catarina de’ Medici quien en 1533 había contraído matrimonio con Enrique II de Francia y por ende se había convertido en la reina de Francia.

El matrimonio sirvió para fortalecer las relaciones políticas y económicas entre Francia y el Gran Ducado de la Toscana.

Fue así como, las familias más importantes de aquel tiempo fueron invitadas a formar parte de esta boda, italiana y francesa.

La ópera y el idioma italiano

El esparcimiento de la ópera por Europa

Naturalmente, todos los invitados ilustres a la boda previamente mencionada fueron sorprendidos por la belleza de las producciones teatrales y querían imitar a la familia Medici.

Una vez que regresaron a sus hogares, también querían presentar producciones similares.

Como resultado, la ópera comenzó a esparcirse lentamente en Italia y en Europa.

La ópera cambió mucho durante los siglos:  se ha transformado y evolucionado, pero siempre estará atada de alguna manera a sus orígenes italianos.

De hecho, hasta el final del siglo dieciocho todas las óperas eran cantadas en italiano, incluso aquellas compuestas por otros países europeos, como Francia, Alemania e Inglaterra.

Ya que la ópera era considerada una típica forma de entretenimiento italiano, es justificable la producción de estos espectáculos utilizando únicamente el idioma italiano.

Además, en toda Europa, la ópera italiana era querida y muy popular.

Las primeras variantes y la influencia italiana

Solo a partir de la segunda mitad del siglo dieciocho fue cuando Mozart (quien también hablaba italiano) comenzó a escribir las primeras óperas en alemán.

Sin embargo, el término ópera, inequívocamente italiano, se encuentra en el vocabulario de muchos idiomas, así como muchas palabras utilizadas en la terminología musical:  adagio, allegretto, piano, moderato, largo, staccato, crescendo, diminuendo y muchas más.

Ciertamente existe un reconocimiento importante a la contribución que Italia hizo a la evolución de la música europea.

Existen muchos tipos diferentes de ópera: graciosa, semi seria, seria, y drama musical.

Ópera buffa (Graciosa)

Los ejemplos típicos de la ópera buffa (graciosa) fueron desarrollados en el siglo dieciocho como una forma de entretenimiento puro, y son La Serva Padrona de Giovanni Battista Pergolesi, El Matrimonio Secreto de Domenico Cimarosa, pero también algunos trabajos famosos de Mozart (con libretos escritos en italiano por Lorenzo Da Ponte), tales como La Boda de Fígaro.

Drama Musical

Por otro lado, el drama musical fue producido principalmente en el siglo diecinueve, especialmente por Giuseppe Verdi y era generalmente organizado alrededor de acontecimientos históricos con definiciones simbólicas que podían también haber sido interpretadas como referencias a los eventos políticos clave de los espectadores de la época.

Por ejemplo, en Nebuchadnezzar (informalmente llamado Nabucco) el famoso coro de Va’ Pensiero, coro de los esclavos hebreos, entonado por los prisioneros judíos de Babilonia, era considerado por aquellos que se encontraban involucrados en las luchas políticas de la unificación italiana como una canción para la población italiana mientras Lombardía y Véneto se encontraban bajo el dominio del Imperio Austro-Húngaro de los Habsburgo.

El drama musical italiano también influenció a compositores alemanas tales como Richard Wagner, quien en sus trabajos (especialmente en El Anillo de Nibelung) realizó sus teorías relacionadas con la unión entre sonidos, palabras y drama.

Verdi, Rossini, Puccini y más

Los compositores italianos como Giuseppe Verdi, Gioacchino Rossini, Gaetano Donizetti, Vincenzo Bellini, Ruggero Leoncavallo, Pietro Mascagni, Giacomo Puccini son universalmente conocidos y sus óperas son estudiadas y representadas en todo el mundo.

Sus trabajos normalmente se encuentran curados por buenos directores de teatro, algunas veces con soluciones innovadoras que no siempre son apreciadas por los tradicionalistas.

La técnica vocal y la presencia escénica de muchos de los intérpretes ha llegado a niveles impresionantes.

Muchos seguramente ya han escuchado, por lo menos nombras, los títulos de obras como:  Aída, El Barbero de Sevilla, Lucia di Lammermoor, Norma, Pagliacci, La Cavaleria Rusticana, Madame Butterfly.

La ópera al día de hoy

Contrario a lo que muchas personas creen, el conocimiento de la ópera es bastante extenso actualmente, aún entre las generaciones más jóvenes.

No es de sorprenderse que muchos cantantes que desean perfeccionar su italiano asisten a las clases del idioma italiano de Europass.

Dentro de estos cantantes, constantemente conocemos japoneses, coréanos, chinos y taiwaneses quienes vienen a estudiar italiano, con nosotros, en Florencia.

Florencia no es únicamente la cuna del renacimiento.

Florencia ha dado mucho no solo a la literatura y a las artes visuales europeas, sino también a la música y a la ópera.


Escrito por Enzo Boddi (en la foto), profesor de italiano en Florencia, basado en un proyecto de video de Maurizio Faggi, profesor de italiano en Florencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba