¿Conoces la «Accademia della Crusca»? Está Es la Institución de Idiomas Más Antigua del Mundo (1583)

La historia de la Accademia della Crusca

¿Sabes por qué la Academia della Crusca se llama así?  ¿Sabes por qué fue fundada?

Si buscas respuestas a estas preguntas, y si no sabes (o no recuerdas) quien fue la primera persona que dijo el lema de la crusca, que textualmente se refiere al grano “salvado”,  “Ella recoge la flor más bella”, entonces este artículo es para ti.

Comencemos desde el inicio de la Accademia della Crusca: La villa de Castello.

La villa de Castello

Al hablar de la historia de Florencia y la Toscana, es imposible no mencionar a la familia Medici, quienes fueron gobernantes poderosos de Florencia y la mayoría de sus regiones por tres décadas (1434 a 1737), así como promotores de la cultura y el arte italiano.

Los restos del poder político y económico de los Medici aún pueden ser vistos en la arquitectura del Palazzo Vecchio, el Palazzo Medici Riccardi y el Palazzo Pitti en Florencia, así como en las numerosas villas y residencias que se encuentran por todo el territorio toscano.

Entre todas las villas de los Medici en el área florentina había una que es particularmente importante y se llama la villa de Castello.

Se encuentra en la parte noroeste del área urbana florentina, y es una de las villas más cercanas a la Florencia renacentista.  Fue habitada por un primo de Lorenzo De Medici el Magnífico.

En el tiempo del Renacimiento, la villa fue famosa por sus jardines geométricos, los cuales fueron unos de los primeros jardines en la historia italiana reconocidos por su fabulosa colección de frutas cítricas raras.

Por cierto, en Italia, los jardines geométricos se conocen como estilo “italiano” y no “francés” como en el resto de Europa, simplemente porque los jardines geométricos comenzaron en Florencia, Italia en el siglo dieciséis.

Durante este siglo, dos de las pinturas más famosas del Renacimiento Florentino fueron resguardadas en la villa:  El Nacimiento de Venus y La Primavera de Sandro Botticelli, los cuales pueden ser admirados hoy en uno de los museos más visitados de Florencia:  la Galería Uffizi.

Hoy la villa de Castello es famosa por otras razones, relacionadas con el idioma italiano.

De hecho, la villa acoge a la Accademia della Crusca, la prestigiosa institución a cargo de estudiar todos los fenómenos relacionados con la evolución del idioma italiano.

La primera academia lingüistica del mundo

La Accademia della Crusca es el equivalente italiano de la Académie Française en Francia o la Real Academia en España, es decir, un instituto que estudia y supervisa el lenguaje nacional.

La Accademia della Crusca no solo representa la máxima autoridad lingüística en Italia, sino que también tiene un récord histórico por ser la primera academia lingüística establecida en el mundo.

La Académie Française, fundada en 1636 por Richelieu, fue modelada acorde a las ideas de la  Accademia della Crusca, la cual fue fundada en 1583 con un propósito específico:  mantener la pureza del idioma florentino.

¿De dónde obtiene su nombre la Accademia della Crusca?

Los florentinos eran muy conscientes y orgullosos de su manera de hablar.

De hecho, ellos no consideraban a su idioma un dialecto, sino un idioma real, completo y autónomo en virtud de los escritores prestigiosos del siglo catorce, quienes habían escrito usando el altamente culturizado idioma Florentino:  Dante Alighieri, Francesco Petrarca, Giovanni Boccaccio y muchos más.

Para sacar lo máximo a esta idea, de una manera original, los fundadores decidieron llamar a su academia «della crusca» o «del salvado» en inglés.

El salvado era el desecho de la molienda del trigo en los molinos: de un lado salía la harina blanca y pura; y por el otro lado, el salvado y demás desechos del trigo eran desechados.

Por ende, los académicos de la Crusca o el Salvado, querían eliminar precisamente al salvado, en otras palabras, deshacerse de la tierra y las impuridades de la lengua (o el idioma) y dejar la harina (o lo mejor) de la harina blanca, lo que para ellos era el idioma florentino.  Debido a que los florentinos fueron los primeros en Italia y en Europa en tener una institución de este tipo, el desarrollo de la Accademia della Crusca es un evento muy especial y excepcional en la historia.

El Vocabulario de los Académicos del Salvado

El trabajo más Famoso de la Accademia della Crusca es el Vocabolario degli Accademici della Crusca, el cual comenzó en 1612 y se convirtió en el modelo del vocabulario europeo, incluyendo idiomas como el francés, inglés y alemán.

Gracias a las actualizaciones continuas (hay cinco ediciones en total), el Vocabulario Crusca es aún absolutamente autoritario y constituye la principal referencia lexicográfica del idioma italiano.

Curiosamente, la Academia en ese entonces asignó a cada miembro una especie de apodo, un lema y una imagen identificable.

Todas estas referencias (o apodos) tenían que estar conectados con el mundo del trigo, tales como molinos, harina o pan.

Las imágenes simbólicas, personales e identificables de cada académico eran representadas en charolas para hornear pan y decoradas en el salón principal de la Academia, aún al día de hoy.

Por ejemplo, en la pala mostrada, vemos el adjetivo “frágil” como un ápodo: frágil como los huevos que se ven en la fotografía.  (Crédito fotográfico: academiadellacrusca.it).

Pero los huevos son preservados y protegidos por la paja, y la paja se obtiene del trigo.

De hecho, el lema es:  “En mi defensa”, a manera de decir que la paja, obtenida del trigo, defiende la fragilidad de los huevos.

 

¿Para qué sirve la Accademia della Crusca?

«Hoy, es el idioma italiano»

Hoy, en términos de lingüística, la Accademia della Crusca tiene la función de estudiar e investigar el idioma italiano en vez de regularlo, a diferencia de la Académie Française, la cual tiene el propósito de crear y establecer reglas gramaticales para el idioma francés.

Más que establecer reglas, la Accademia della Crusca busca investigar y estudiar cambios en el idioma italiano.  Además, busca entender las transformaciones del idioma además de las razones e influencias que hacen un idioma un organismo viviente, en evolución y crecimiento constante.

Más que cualquier otra cosa, la Accademia della Crusca no dice y no promueve que el italiano deba ser de cierta manera o seguir ciertas reglas prescritas; más bien nota y registra los cambios del italiano que se utiliza hoy.

De hecho, no es coincidencia que hablemos italiano estándar o neo-estándar.

Por ende, acorde a este criterio, algunos usos son legítimos y mantienen una coherencia gramatical tradicional.

Neologismos periodísticos, influencias dialécticas, los medios y los anglicismos

Hoy, muchas expresiones nuevas han sido aceptadas en el italiano y se usan en la comunicación diaria, algunas de ellas creadas por periodistas, o influencias dialécticas y esparcidas a través de la televisión y los medios masivos.  Además, existen numerosas palabras tomadas del idioma inglés que derivan enormemente de la tecnología y la economía.

Esto demuestra que tal vez los italianos no cuenten con reglas estrictas, tanto en el idioma como en la vida, pero sobre todo que la Crusca (o Salvado) es aún una institución extremadamente moderna.

Después de decir esto, el idioma no se ve como un organismo atado a reglas gramaticales que excluyen todo lo demás, sino como una herramienta inclusiva y abierta que debe ser utilizada para su propósito principal:  comunicarse con otra persona.

La historia continúa

La Accademia della Crusca tiene más de cuatrocientos años de historia, además de una interrupción entre finales del siglo dieciocho y principios del siglo diecinueve.

La Crusca fue disuelta por Leopoldo II, Santo Emperador Romano, el Gran Duque de la Toscana en 1783, y temporalmente reemplazada por la Accademia Fiorentina.  Más Adelante fue reconstituida en 1811 como resultado de un decreto firmado por Napoleón Bonaparte.

En años recientes, entre 2010 y 2011, se temió que la Accademia della Crusca cerrara debido a los cortes financieros impuestos debido a la crisis económica.

Afortunadamente, la actividad de la Crusca aún continua apropiadamente.

Actualmente, la Academia es parte de la Federación Europea de Instituciones Nacionales Lingüisticas, la cual opera acorde a los mismos criterios de salvaguardar, estudiar y analizar diversos idiomas europeos.

No es coincidencia que en una placa situada en frente de la villa de Castello exista la leyenda “Piazza delle Lingue d’Europa» o «Plaza del Lenguaje Europeo». (foto de firenzepost.it)

 


Escrito por Enzo Boddi (en la foto), profesor de italiano en Florencia, basado en un proyecto de video de Maurizio Faggi, profesor de italiano en Florencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba